Crónica desde Sevilla: el 13 de noviembre ha sido sólo el principio

 

Después de que hace un año empezaran las movilizaciones contra el Espacio Europeo de Educación Superior (conocido popularmente como “Plan Bolonia” ), las calles de Sevilla han sido testigos el día 13 de noviembre de una multitudinaria manifestación estudiantil, en el mismo signo que las del pasado año.   

Alrededor de 4.000 estudiantes ( tanto universitarios como chavales de institutos ) hemos salido a pedir más becas para nuestros estudios, a decir que no queremos que los bancos se lucren con nuestra universidad, a exigir más democracia en las instituciones académicas ( como pedir que los Planes de estudio de cualquier carrera sean aprobados en asambleas de estudiantes ), en definitiva a expresar que queremos una universidad pública y de calidad, algo que actualmente lo es en muy escasa medida y que Bolonia pretende acabar con lo poco de pública y de calidad en la docencia que pueda quedar en nuestra universidad.

Pero tenemos que ser conscientes de que esto es sólo el principio, haciendo una manifestación cada 2 meses no inquietaremos a las altas esferas académicas, políticas y empresariales que pretende lucrarse a base de privatizar nuestra universidad. Tenemos que dar un salto cualitativo, aparte de manifestarnos, tenemos que conseguir pequeñas victorias en nuestros centros de estudio, que den confianza a la gente que lucha ya contra la reforma para seguir adelante y también mostrarle a los compañeros que creen que no se puede hacer nada no sólo con argumentos sobre lo malo que es Bolonia, sino hechos concretos para animar a que se unan al movimiento antibolonia. Por tanto tenemos que esmerarnos en trabajar en nuestras facultades, estudiando de manera precisa como van a ser los cambios en nuestras carreras. De esta manera llegaremos con más facilidad a nuestros compañeros, mostrándoles que asignaturas desaparecen , como se va a precarizar la docencia ( por ejemplo, las clases magistrales en muchas asignaturas pueden reducirse en un 30 % , pagando más dinero con los nuevos créditos europeos, siendo un robo ésto porque pagaremos en vez de por dichas clases por horas de trabajo en casa (!), por tutorías, etc. ), entre otras actuaciones.

Para concluir debemos de animar a que el máximo número de personas se unan a los Grupos de Trabajo, puntos de encuentro en los que nos organizamos los estudiantes, siendo básicos para organizar cualquier acción, protesta ó para informar a los miembros de cada campus ó facultad de como les va a afectar el Plan Nuevo, siempre desde un funcionamiento totalmente democrático y en que cada decisión es consensuada por las personas que asistimos a dicho encuentro. De igual modo, aunque también importante debemos exigir que las delegaciones actúen y convoquen asambleas cuando sea necesario, siendo importante bien la estrecha colaboración en el caso que la delegación correspondiente sea competente y receptiva a nuestras reivindicaciones ó bien directamente apostando por meternos directamente en ellas, es decir presentando listas alternativas para las mismas.

En definitiva hay que construir la resistencia desde la autoorganización desde abajo con los Grupos de Trabajo, sólo así seremos capaces de impulsar un movimiento amplio que nos permita parar los pies a la intromisión de las empresas y los bancos en la universidad (que sabemos es claramente el objetivo de esta reforma educativa), porque somos y no debemos olvidar, estudiantes y no clientes.

Santi Amador, Estudiantes En lucha

Recibe más información sobre En lucha, anticapitalismo y revolución

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s